Ir al contenido principal

Historia Económica e Interdisciplinariedad: La experiencia de Richard Webb

Evento: Primer Conversatorio “Revalorando la Historia Económica”
Lugar: Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM
Fecha: 16/11/2011
Mesa 2: “Buscando la interdisciplinariedad: Posibilidades y limitaciones del diálogo interdisciplinario entre Economistas e Historiadores frente al siglo XXI”.


La historia económica es una rama de la investigación que suma los aportes metodológicos de dos disciplinas que constantemente se cuestionan a sí mismas sobre su pertenencia a las Ciencias Sociales, me refiero a la Historia y a la Economía. Cada una de ellas, a partir de sus teóricos, defienden posiciones diversas sobre a qué campo del saber pertenecen, la primera en relación a las humanidades (idiográficas) y la segunda a las ciencias nomotéticas. Un grupo de teóricos se inclina a pensar que la Historia debería estar en el campo de las letras y un grupo de economistas por encasillar su disciplina en meros cálculos matemáticos, a mi parecer, un craso error, tal y como parecen respaldar un nuevo grupo de intelectuales comprometidos en revalorar a la historia económica apuntando a la interdisciplinariedad. El primer paso que han dado es el conversatorio “Revalorando la Historia Económica”, evento que tuvo lugar en las aulas sanmarquinas.
En lo sucesivo haré breves resúmenes y comentarios sobre las charlas que brindaron Richard Webb, Carlos Contreras y Félix Jiménez, siendo esta entrega en la que me preocuparé del primero. El aporte de los dos últimos aparecerá en los próximos días en este mismo espacio y no por que sean menos interesantes sino por un tema ordinal.
Richard Webb es un reconocido economista que ha publicado importantes investigaciones en el Perú y en el extranjero. Su primer encuentro con las ciencias sociales lo tuvo al redactar su tesis doctoral cuyo tema principal fue la distribución de la riqueza en el Perú. Cuenta que en la época en que la elaboró, es decir en los años sesentas, las estadísticas no tenían el grado de desarrollo y complejidad como las que gozamos hoy en día, es por ello que tuvo que apoyarse en estudios elaborados por antropólogos. Dice él que en ese contexto difícil para llevar a cabo las investigaciones fue una necesidad apelar a la producción intelectual de la Antropología y asegura hoy ese intercambio interdisciplinario se ha hecho vital para llegar a la comprensión de los fenómenos sociales, aislarse significaría limitar el resultado y distorsionar las conclusiones.
Como los antropólogos realizaban estudios de caso, es decir, una comunidad básicamente rural a la vez, el joven Webb pudo sistematizar gran cantidad de información detallada del área andina sin la cual le habría sido imposible realizar su tesis. Él dijo: “La economía es una ciencia limitada,… solo tiene principios básicos”. Es decir, la recolección de los datos se los dejó a los antropólogos, los cuales tienen mejores herramientas en el campo para recopilar información que un matemático difícilmente podría conseguir, por ejemplo en el plano de la cultura, en los ciclos agrícolas, en su sistema de ideas, en la distribución de las tierras, etc. Propone que los investigadores “crucen las fronteras interdisciplinarias” tal y como él quiso hacerlo en los setentas cuando fue el primer jefe de la facultad de Ciencias Comerciales, Contables y Económicas de la PUCP, época en que propuso que Economía sea ubicada en Ciencias Sociales, iniciativa que tuvo éxito pero que sin embargo fue un fracaso en el largo plazo porque la ansiada interdisciplinariedad nunca se pudo concretar, parafraseándolo, “fue tan difícil como pronunciar la palabra en cuyo fin basábamos nuestros esfuerzos (interdisciplinariedad)”.
Resaltó la importancia fundamental de que los estudios económicos se apoyen en la historia, por ejemplo dijo que para entender el desarrollo rural del Perú de los últimos quince años “hay que indagar la historia de su estancamiento en por lo menos cien”, es decir, estudiar la estructura de las relaciones económicas en una centuria. Criticó a algunos historiadores que intentan explicar la pobreza en el Perú a partir de las variables del poder y de los mecanismos de dominación y mencionó la denominada pirámide sin base del sociólogo Julio Cotler, sin tomar en cuenta elementos que un economista sí tomaría como básicos. Pero esta carencia se presenta en ambos bandos, en el económico y en el histórico, con resultados distintos y en su mayoría incompletos. Concluyó diciendo que la historia económica “implica el estudio de las instituciones y los accidentes históricos que las direccionan”, así como es vital hacer estudios que mezclen historia y economía, es por eso, finalizó, “que la crisis económica se ha dado, porque hay demasiados matemáticos, pero pocos historiadores para mirar a la gente”. Su conjunción sería su epílogo, pero solo en el plano de la investigación ya que duda mucho de la fusión de ambas disciplinas en una sola.
Un camino difícil el que le toca a los historiadores económicos, más aún cuando por lo general los que estudiamos Historia lo hacemos huyendo de los estáticos números, que solos e inamovibles, no nos dicen nada, pero con el ingrediente humano que le dan las fuentes históricas de distinta naturaleza, nos pueden decir mucho.

Les dejo un video de Richard Webb analizando la actual crisis mundial.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Camino a la libertad. Los gulags rusos, injusticia y revolución

En 1849, el Zar Nicolás I envió a Fedor Dostoievski a una cárcel a morir, pero este sobrevivió. La acusación: una supuesta conspiración contra su gobierno absolutista y la pertenencia de aquel a “peligrosos” círculos de izquierda revolucionaria. En 1917 y dos emperadores después, Nicolás II abdicaba ante masas enardecidas de soldados, obreros marxistas y mujeres que clamaban por pan en la Revolución Rusa, liberando a los presos políticos que se sumaron a la causa. A mediados de 1940, el líder comunista Joseph Stalin, ya asentado en el Kremlin, enjuiciaba y enviaba a la prisión a miles de contrarrevolucionarios, enemigos, extranjeros y religiosos de la ortodoxia en medio de la guerra más letal que ha experimentado la humanidad. ¿Qué tienen en común estos tres sucesos? Que todos sucedieron bajo el cobijo de la legalidad; que los gulags o campos de trabajo forzado y correctivo existieron en la etapa imperial como comunista de Rusia; y por último, que son la prueba de que las injusticias …

5 razones para leer “La guerra senderista, hablan los enemigos” de Antonio Zapata

1.Es una historia de las izquierdas y de las guerrillas peruanas. Si están evaluando conocer más de cerca a los personajes que construyeron, y por qué no, destruyeron la unidad de la izquierda peruana, las guerrillas románticas que eclosionaron de sus ideales, y los poetas que murieron por abrazar al Che, este libro es lo que están buscando. Documentado hasta el tuétano, Zapata nos narra este intrincado proceso con una prosa de carácter divulgativo que le da al texto un valor mucho mayor: llegar al lector no especializado.
2.Brinda un panorama general del socialismo internacional. Las revoluciones socialistas, China, Rusia, Cuba, Lenin y Mao, la Internacional, las escuelas de formación marxista, el financiamiento comunista para la revolución mundial, todo sumando para el contexto del reguero de la flor carnívora terrorista en el Perú. Zapata concluye que Abimael Guzmán tomó el modelo de la revolución China en su etapa “cultural”, es decir, la más radical de este convulsionado periodo…

La rebelión de Atusparia. Historia, literatura y justicia

Historia: Pedro Pablo Atusparia Ángeles, o simplemente Atusparia, fue el líder de una importante rebelión indigenista que sacudió Huaraz, Yungay, Caraz, y en general todo el Callejón de Huaylas en el año 1885. Culminada la Guerra del Pacífico y entre fuegos enemigos de Iglesias y Cáceres, un grupo de alcaldes liderados por Atusparia presentaron un memorial ante el Prefecto de Huaraz. En el documento manifestaban su descontento por la situación de los indígenas. Las autoridades, lejos de escuchar sus reclamos, apresaron a la delegación. La población protestó por el atropello y ante la presión las autoridades liberaron a Atusparia no sin antes torturarlo y de cortarle las trenzas, antiguo símbolo de prestigio y nobleza. Esta acción fue la detonante para que más de doce mil indígenas se levantaran en armas al punto que tuvieron que venir tropas desde Lima para aplacar la ira de las masas. Mientras Atusparia era atrapado y se entrevistaba con Cáceres, su radical lugarteniente Pedro Cocha…

El código “Enigma”. Guerra, libertad sexual e igualdad de género

La información es vital para estar un paso adelante de nuestros enemigos. Esto también lo sabían los dos bandos que se enfrentaron durante la Segunda Guerra Mundial. Por ello, tanto los alemanes como los países aliados desarrollaron mecanismos para encriptar sus comunicaciones con el fin de llevar a buen puerto sus operaciones bélicas y que no sean interceptadas. Alemania se valió de “Enigma”, una máquina que hacía casi imposible el descriframiento de sus mensajes dado que renovaba sus códigos constantemente, produciendo trillones de posibilidades por día. Sin embargo, un matemático británico logró hacerlo. El código Enigma es la película que narra su impresionante y trágica historia. 
Alan Turing fue este profesor de Cambridge, homosexual, criptógrafo, además de filósofo y predecesor de la inteligencia artificial. Gracias a él se salvaron millones de vidas porque sus descubrimientos permitieron a los militares británicos identificar los movimientos y puntos de ataque alemán antes de…

Los vuelos de la muerte, una más de Ricardo Darín

Entre 1976 y 1983, durante el periodo dictatorial argentino, cinco mil personas fueron lanzadas al mar y al Río de la Plata desde aviones militares con la finalidad de ser asesinadas. Sus cuerpos pútridos y mutilados, en muchos casos aparecían en Uruguay o regresaban a su patria arrastrados por las aguas; en otros casos no corrían la misma suerte, ya que servían de alimento de hambrientas criaturas marinas, desapareciendo para siempre, víctimas de la megalomanía de hombres sin humanidad.
Estos operativos criminales y sistemáticos llamados vuelos de la muerte se llevaban a cabo contra opositores políticos, guerrilleros, y en general contra cualquier ciudadano argentino que manifestara su disconformidad con el gobierno militar liderado por Jorge Rafael Videla, el más grande asesino que ese país ha visto sentarse en su palacio presidencial. Es así que muchos de sus cementerios están repletos de tumbas que cuál eco repiten las dos letras más infames que puede haber en un epitafio: n.n.
E…