Ir al contenido principal

House of cards Vs. Designated survivor

Frank Underwood es un brillante hijo de puta, un siniestro político que si nos regimos a la academia, es un genuino psicópata organizacional que busca llegar y mantener el poder a cualquier precio, es también, para los que no lo conocen, el protagonista de House of cards, una serie norteamericana que nos muestra su ascenso meteórico desde el Congreso hasta el sillón presidencial de los Estados Unidos de América. Este es uno de los personajes más perversos que ha visto nacer la televisión. Sus fechorías pueden tener repercusiones mundiales y su figura es el más claro ejemplo de cómo no debería ser un político honesto. Su actuar responde a la aplicación de los principios de Nicolás Maquiavelo. A su lado se encuentra Claire, su ambiciosa esposa, puede decirse que Frank es un producto delineado por ella, y que sus logros en la política se deben en gran parte a su apalancamiento. A pesar de ser ficción, ambos representan la realpolitik, donde prima el pragmatismo más aterrador y escasean los condicionamientos morales. No tienen hijos, son asesinos y son mutuamente infieles. Una pareja de temer más aún cuando comparten la Sala Oval.

Thomas Kirkman es la otra cara de moneda. Designated survivor es una serie que nos presenta a un hombre que llega al poder sin desearlo. Ante un ataque en el que perecen el Presidente, su gabinete (del que formaba parte como Secretario de Vivienda) y el Congreso de los Estados Unidos, “Tom” asume la presidencia por haber sido elegido el “superviviente designado”. Frente al desastre nacional y a la acéfala administracion tiene que enfrentar el reto de ser el hombre más poderoso del mundo, puesto para el que no se siente preparado. Tom tiene una familia constituida en base al amor, su esposa Alex es una mujer que cree incondicionalmente en él y le brinda su apoyo en todos los duros momentos que tiene que afrontar. Su gobierno, si bien accidentado, se rige por la transparencia, las buenas prácticas y por una idílica moralidad que difícilmente veríamos en muchos de los políticos de carne y hueso. Parece que sus creadores quisieron blanquear la imagen de la política estadounidense después del impacto del inefable Frank Underwood y su emocionante castillo de naipes.

Me pregunto si Donald Trump es tan fanático de Frank Underwood como lo fue su antecesor Barack Obama, o si ingenuamente prefiere a Thomas.

¿Y tú, por quién te inclinas?


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Una propuesta indecente: ¿Puede el dinero comprarlo todo?

Hace un poco más de veinte años, en el escenario ficticio de una infravalorada pero polémica película, un codicioso abogado firmó un contrato con un atractivo multimillonario. Las cláusulas eran demoniacas a pesar de tratarse de una mera transacción económica. Una de ellas, la más siniestra, debió decir algo parecido a lo siguiente: “El matrimonio integrado por David y Diana Murphy, por mutuo acuerdo, acepta que la cónyuge pase una noche de placer con el señor John Gage a cambio de la suma de un millón de dólares que serán depositados en la cuenta de la pareja al día siguiente de consumado el hecho”.
Días antes, una jovencita Diana, interpretada por una voluptuosa Demi Moore, se topó con un mujeriego y solterón caballero que le ofreció regalarle un vestido que costaba cinco mil dólares. Ella le respondió, quizá adivinando sus intenciones: “El vestido está en venta, yo no”. Gracias a los azares de Hollywood, Diana y su esposo caen en problemas económicos y juntos acuden a uno de los luj…

La rebelión de Tupac Amaru – Charles Walker

“Aquí no hay más cómplices que tú y yo; tú, por opresor, y yo, por libertador”
Tupac Amaru a José Antonio de Areche

Cogiendo en mis manos el libro La rebelión de Tupac Amaru, no puedo evitar imaginar al protagonista en la tranquilidad de su hogar, sentado al lado de Micaela, ojeando su ejemplar de Los Comentarios Reales de los Incas. Despacio y en actitud estoica, veo que se acomoda el sombrero, y empieza a escuchar las voces impresas de Garcilaso, que, como un susurro insoportable, no dejan de gritarle al oído siglos majestuosos de su incaico pasado. Mientras lee absorto aquellas páginas vanidosas, la peligrosa literatura va cumpliendo en él una sediciosa función. José Gabriel Condorcanqui ahora está enfurecido. Su esposa lo observa con curiosidad y emoción, y nota que su corazón late con ferocidad, que sus manos se cierran en un puño venoso y que de sus ojos emana un fragor incontrolable. Armado de valor y con varias pérdidas en su haber, José Gabriel olvida que es kuraka y arriero, …

La pornografía del intelecto (II): La Estrella de Vichay

Hacía tres meses que no sabía nada de ella, la última vez que la vio fue en uno de esos candentes encuentros donde acostumbraban devorarse mutuamente sin desperdiciar minutos. Él estaba enamorado sin saberlo, ella no. Lo había abandonado para no hacerle más daño. Él estaba desolado al notar que nuevamente había sido dejado de lado sin ningún motivo aparente. Ella simplemente desapareció un día de febrero, a él no le quedaban más opciones que recordar las circunstancias de su separación. Cuando se conocieron ella era prostituta, él un vulgar parroquiano. En aquella ocasión un papel en el bolsillo de Naldo le indicaba un nombre y un teléfono. Se llamaba Estrella y era ecuatoriana. Naldo alquiló sus servicios sexuales durante un par de veces en que la visitó en su departamento ubicado en un tercer piso de San Miguel, luego no le pagó más, empezaron a salir como pareja. Ella había dejado de trabajar en el prostíbulo chalaco conocido como el Trocadero por exigencia de él, sin embargo Naldo …

La boca del lobo – Una mirada a nuestra olvidada historia reciente

Una película de dimensiones arguedianas, que nos remonta a un pasado reciente en el tiempo, pero lejano en nuestra olvidadiza memoria. “La boca del lobo” de Francisco Lombardi es, sin lugar a dudas, la mejor película que ha visto aparecer este extraño país amante de “asu mares” y “aventuras culinarias”. Proyectada por primera vez en 1988, en medio de voces que querían acallar la suya, el valiente filme resume en 128 minutos gran parte de nuestras deudas como país, de nuestros traumas históricos y de nuestros “convenientes” silencios nacionales. Es por ello su gran valor sociológico, educativo e inclusive artístico, dado el cuidadoso tratamiento del que fue objeto un tema tan sensible como lo es la etapa del terrorismo. En las líneas venideras no voy a presentar un argumento lineal ni reseña porque eso abunda en la red, mi intención estará limitada a rescatar el significado y los símbolos que pude extraer de la misma y de sus complejos personajes, sean estos metabólicos, paisajísticos…

Chéjov, Rusia y un relato penal

Antón Chéjov es uno de los grandes escritores rusos del siglo XIX. Nació en una familia pobre en el año 1860, y fue testigo de los últimos gobiernos y abusos de los zares. Mientras estudiaba Medicina, se apoyaba escribiendo para subsistir, actividad que lo fue preparando para su futuro éxito literario. Los entendidos dicen que fue heredero directo del maestro Dostoievski y del incomprensible Tolstói, a pesar de que este último, ya en su lecho de muerte, le dijo: “Sabes, odio tus obras. Shakespeare escribía mal, pero creo que las tuyas son todavía peores que las suyas”. Sin embargo, el estilo de Antón es propio, y su nombre brilla con particular esplendor. Su producción abarca cuentos, dramas y ensayos, siendo los primeros los que lo dotaron de inmortalidad.
Parece una constante de los escritores rusos, escribir sobre temas dolorosos. Chéjov no fue la excepción. Bordeando los treinta años viajó a Siberia a estudiar las condiciones carcelarias de los presidios de la estepa. La impresión …